Que Pasará Con Los Erte Después Del Estado De Alarma

Gestionados por “fuerza mayor”, los ERTE ahorrarían a las compañías las cotizaciones. A cambio, se verían obligadas a asegurar el puesto de sus empleados durante los seis meses posteriores a su reincorporación. A la extensión de los ERTE anunciada este martes le prosigue la prolongación de la prestación por cese de actividad acordada asimismo martes. Así mismo, patronal, sindicatos y Gobierno aseguran el escudo de protección del tejido empresaria hasta tres semanas después de que termine el estado de alarma. Uno de los principales escollos de la negociación para la extensión de los ERTE fue la cláusula del mantenimiento del empleo. Una condición que ordena a todos y cada uno de los negocios afectados por un ERTE (ya sea un autónomo empleador, o una gran multinacional) a sostener el empleo durante los seis meses posteriores a la desafectación del primer trabajador.

Pasado el tiempo, para muchas de ellas es imperativo saber qué medidas podrán adoptar en el ámbito laboral una vez finalice el estado de alarma y logren volver a reanudar su actividad. Los esquemas de protección a empresas y trabajadores derivados de la crisis sanitaria se alargarán hasta el próximo 30 de septiembre, 4 meses mucho más de su fecha de caducidad el 31 de mayo. El Gobierno ha planteado este nuevo período de extensión a los agentes sociales en la asamblea que ha mantenido esta mañana para diseñar el nuevo esquema de ayudas, así como notificó este períodico el pasado martes.

Qué Pasará Con Los Erte Una Vez Termine El Estado De Alarma

El Gobierno, a través del Ministerio de Trabajo y bajo la supervisión de la vicepresidencia económica, está negociando con empresarios y sindicatos un cambio en la situación jurídica de estos trabajadores, muy enlazada al estado de alarma. El decaimiento del estado de alarma conllevaría el decaimiento de sus ERTE, que deberían ser negociados y transformados en un nuevo expediente. Las negociaciones llevan ya dos semanas en activo y, hasta la actualidad, no se ha producido acuerdo.

No obstante, el desenlace del estado de alarma no supone que se eliminen los ERTE, puesto que la intención del ejecutivo central es solicitar una nueva prórroga de cuatro meses, esto es, hasta el próximo 30 de septiembre. A su modo de ver los negocios necesitan seguridad de que no se les va abandonar. También, consideran que los ERTE son precisos pero “insuficientes, especialmente cuando la viabilidad de cientos de miles de compañías prosigue estando en el aire. Es imprescindible arrancar ayudas directas a las mismas como en otros numerosos países de nuestro entorno”. No obstante, sindicado y Gobiernos se sostuvieron firmes en la negociación, y la cláusula de empleabilidad se sostienen socia a la medida.

Sigue El Escudo De Protección Del Tejido Empresarial

Desde el ministerio han precisado que el sistema de posibilidades por ERTE y desempleo (el despliegue de medidas incluye otras categorías) garantizaba en abril la renta del 22 % de la población activa. El Gobierno admite que no actualizar el estado de alarma afectaría a tres millones de trabajadores bajo ERTE de fuerza mayor y advierte que, si sindicatos y hombres de negocios no alcanzan un pacto a tiempo, diseñará por su cuenta el nuevo entorno normativo. Por consiguiente, más allá de que las empresas todavía tendrán la oportunidad de enseñar un ERTE, única y exclusivamente lo podrán argumentar en causas económicas, técnicas, organizativas o de producción, con las secuelas inherentes a ello. Esta limitación, resultará aplicable tanto en aquellos expedientes de regulación de empleo respecto de los cuales recaiga resolución expresa como a los que sean resueltos por silencio administrativo, con independencia del contenido de la petición empresarial específica”. Otra de las cosas que ha sentido Ana en este tiempo es de qué forma se transformó su trabajo. Mientras antes se sentaba la gente en su mesa y juntos planeaban el viaje de sus sueños, ahora todo son miedos, limitaciones, formularios, reclamaciones y un certificado COVID que caduca y causa muchos estragos.

Pero sin la protección jurídica del estado de alarma, pondrían en riesgo la coyuntura económica de los afectados. El estado de alarma “es el paraguas jurídico y sostenemos la idea de que no posee por qué razón sucumbir en los próximos días”, ha dicho Pérez Rey. Al menos tres conjuntos parlamentarios han retirado su acompañamiento a la prórroga del Estado de Alarma, indispensable para proseguir con la desescalada tal y como se encontraba prevista. Si no consigue los suficientes apoyos parlamentarios, el 9 de mayo España volverá a la normalidad. “Si degenera el estado de alarma sin un nuevo acuerdo, los ERTES por fuerza mayor finalizarían y los usados deberían regresar a trabajar, y dejarían de cobrar el paro aunque deberían cobrar sueldos”, enseña David Díaz, colega laboral del despacho BakerMackenzie. “La consecuencia inmediata iban a ser en algunos casos ERTEs por causas objetivas y en muchos otros despidos masivos”, concluye.

Los Erte Por Fuerza Mayor Frente Al Fin Del Estado De Alarma: ¿9 Ó 31 De Mayo?

Yla única fórmula apta para no cumplir con ella es que los negocios hagan ver estar en situación de soliciar un certamen de acreedores. Para la ministra de Trabajo y Economía Social, Yolanda Díaz, el acuerdo alcanzado para la extensión de los ERTE es una prueba de que “el ADN del Gobierno es el diálogo social. Teníamos la voluntad de no agotar el tiempo de negociación y cerrar el acuerdo el pasado viernes 15. Y lo conseguimos”. Según Díaz el archivo se aprobó ese día, pero hacía falta que diesen su visto bueno las organizaciones. De forma resumida, en nuestro Estado de Alarma que impide a las empresas operar con normalidad. Y que el ERTE, ligado a unas condiciones concretas y habilitante a ciertos provecho , pierde su vigencia. El Gobierno recurrirá a fondos europeos para realizar sus obligaciones.

Y, por otra parte, que el procedimiento habitual para la presentación de estos ERTEs es mucho más complejo, obligando al empresario a abrir un intérvalo de tiempo de consultas con sus trabajadores y con los sindicatos más representativos del campo. Además de esto, estos ERTEs requieren de una mayor justificación reportaje, puesto que es requisito acreditar tanto a los trabajadores como a la Autoridad Laboral el fundamento que fundamente la medida que se desea adoptar. En definitiva, al margen de posibles cambios normativos y con absoluta independencia de si efectivamente la finalización del estado de alarma tiene rincón el próximo día 9 de mayo de 2021, los ERTE por causa de fuerza mayor COVID-19 podrán entenderse automáticamente prorrogados como máximo hasta el día 31 de mayo de 2021. Desvelamos desde ya para el lector que tenga alguna prisa en entender la “solución” a la cuestión planteada que los ERTE por causa de fuerza mayor COVID-19 podrán comprenderse de manera automática prorrogados como máximo hasta el día 31 de mayo de 2021.

El próximo 31 de mayo de 2021 finaliza la prórroga de los ERTE basados en una causa de fuerza mayor relacionada con la pandemia del coronavirus tras la publicación del Real Decreto-Ley 2/2021, del 26 de enero de este año. Este domingo a las 00.00 horas decaía el estado de alarma decretado por el Gobierno central hace seis meses y con él las limitaciones similares con la movilidad y el toque de queda. El representante y tesorero de la Confederación De españa de Comercio , Carlos Moreno, aseveró que “es una medida indispensable para nuestro sector” y alabó su extensión .

El secretario de Estado de Empleo, Joaquín Pérez Rey, ha pedido “compromiso” a los conjuntos parlamentarios para que den su acompañamiento a la prórroga del estado de alarma, ya que a él están supeditados los ERTE por fuerza mayor. Aún de esta manera, ha adelantado que Trabajo valorará “todas las opciones” para evitar que los ERTE por fuerza mayor decaigan si no se prorroga el estado de alarma para eludir que ello perjudique a empresas y trabajadores. Las negociaciones buscan un acuerdo para alargar los ERTE y que logren acompasarse a la vuelta a la actividad de las empresas en la desescalada del confinamiento.

Diferentes Ayuntamientos De España Se Lanzan A Hacer Ayudas Para Los Autónomos Del Taxi

El próximo 28 de febrero vencen las ayudas inusuales habilitadas por el Gobierno para que las compañías afectadas por ciertas derivadas del covid se adhieran a un expediente. Estas fueron implementadas en el mes de marzo del 2020, al calor del primer estado de alarma, y han sido renovadas período de tres meses tras período de tres meses durante los últimos un par de años. En su pico máximo, 3,4 millones de trabajadores llegaron a estar damnificados por un erte. Hasta este 28 de febrero, pues el Gobierno cree que la economía debe ingresar en una fase más permanente y que las compañías deben ajustar sus plantillas -si lo necesitaran- a través de los nuevos mecanismos habilitados en la reciente aprobada reforma laboral.

Fin Del Estado De Alarma, Pero ¿Qué Pasa Con Los Erte De Fuerza Mayor?

Precisamente, la supresión de esta obligación era entre las demandas de la patronal en la negociación y es lo que ha atrasado el acuerdo. Pero finalmente se ha mantenido tras la negativa del Gobierno y los sindicatos a remover esta cláusula. El Gobierno comenzó hace solamente dos semanas a negociar hace con los agentes sociales la extensión de los ERTE, que debían finalizarel próximo 31 de enero. Y este martes, y tres reuniones después, esta medida logró luz verde para su prolongación a lo largo de los próximos cuatro meses. Eso sí, los ERTE seguirán manteniendo la clausula de salvaguarda del empleo que impide el despido de los trabajadores.

Hay que recordar además que el Gobierno ha abierto una nueva negociación con las organizaciones empresariales y los sindicatos para fijar la nueva prórroga de los ERTE a causa de la pandemia hasta el 30 de septiembre. Este periodo adicional dejará a un elevado número de compañías contemplar los meses de verano. Trabajo ha transmitido a hombres de negocios y sindicatos su intención de prolongar las condiciones ventajosas hasta junio, en el momento en que se agote la fase tres, e inclusive más allá para muchos ámbitos . Los ERTE se prorrogarán de manera automática haya o no haya Estado de Alarma. La evolución de los ERTE y su esquema de protección de rentas, con las obligaciones que suponen para empresas y trabajadores, es un paso crítico de cara a la desescalada de la crisis sanitaria que ofrece el Gobierno.