Manualidades Con Plastilina

Haremos otras 2 bolas aún más pequeñitas de color negro, que también aplastaremos y colocaremos sobre el blanco, a modo de iris. Con la segunda mediana, dándole también una forma triangular, haremos la cola del pez y la colocaremos en la parte posterior del cuerpo. Con la primera mediana, dale la forma triangular de aleta superior o cresta, que colocaremos en la parte superior del cuerpo. Quizás una de las figuras más sencilla, y por la que podemos empezar, es por el pulpo. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Por último, coloca la plastilina en un tendedero o en una rejilla de secado por 24 horas más. Aplastando las 2 pelotas más pequeñas, conseguiremos las aletas. Ve pegándolos a la parte inferior de la cabeza. Redondea las puntas para que no quede la forma del corte.

Plastilina Comestible De Cacao

Sin duda, es uno de los materiales favoritos de los niños y niñas a la hora de hacer manualidades, además de los más económicos. Todos enseñamos a trabajar con plastilina con la filosofía de que el proceso es más importante que el producto. Tan pronto como los niños se les da plastilina, inmediatamente comienzan a moldear y darle forma. Se hacen conscientes y responsables de su obra y tienen influencia sobre el medio, ya que esta les permite rápidamente ser moldeada con sus dedos. La sensación de que están al mando de la plastilina les da a los niños la confianza para manipularla y sentirse los propios autores de su obra, lo que les permite una mayor auto-expresión y desarrollo de la imaginación.

A continuación, debes coger un cuchillo de plástico para plastilina y haces un pequeño corte transversal en el cuerpo para hacer la boca. Ves cortando a partir de ese primer corte para hacer los espacios como si fuera la boca, tal y como vemos en la foto de arriba. Coge otro trozo de plastilina de otro shade y corta muchos trocitos.

Plastilina Casera De Acondicionador Y Maicena

El hecho de amasar ya puede ser un entretenimiento para nuestros peques. Divertida y sencilla, crea tu propia rana de plastilina en seis pasos fáciles. En primer lugar, realiza el cuerpo y la cabeza, con dos pelotas de plastilina; después, las patas traseras y delanteras, ayudándote de los accesorios para modelar; por último, los ojos y la corona.

figuras de plastilina faciles de hacer paso a paso

Amásala y dale una forma alargada, de pajita. Ahora, con ayuda de una paleta, haz diferentes cortes a lo largo de la pajita para ir separando los tentáculos. Con ellos y un poco de maña podemos conseguir resultados alucinantes. Pequeñas figuritas que luego, por supuesto, servirán para decorar cualquier rincón. Pero, sobre todo… ¡el proceso será divertidísimo!

Si agregas glicerina comestible puedes agregar brillo a los colores de tu mezcla. Después de la diversión modelando figuras, puedes endurecerlas si deseas horneándolas entre una y dos horas a 150° C. Si no has integrado colores a la mezcla, puedes pintarlas después con temperas. Si consideras que la mezcla ha quedado un poco dura, agrega una cucharada de aceite hasta que obtengas la consistencia que deseas para tener plastilina casera y desarrollar tu vena artística. Mezcla bien todos los ingredientes en un bol y almacena la mezcla en un recipiente sellado hasta el momento en que decidas utilizar esta receta simple de plastilina casera. Puedes crear miles de figuras moldeadas y luego puedes hornearlas a 175° C para convertirlas en bellas piezas que pueden servir para decorar tu casa.

Uno de los materiales más versátiles que divierte tanto a peques como a grandes es la plastilina. El manejo de la plastilina es fundamental para el fomento de la creatividad y el desarrollo de la habilidad motriz fina gracias al entrenamiento que se produce con el movimiento de músculos de los dedos de las manos. Impulsa la expresión artística, la paciencia y la concentración. Cogemos uno de los paquetes de plastilina, y con él el niño tendrá que moldear para conseguir una bola grande.

Pavo De Plastilina

Hacer un elefante de plastilina es algo que también puede gustar mucho a los niños como manualidad. Tan solo es necesario coger una bola grande para hacer el cuerpo y cabeza del elefante, dos bolas mediana para las patas, dos bolas pequeñas para las orejas, dos bolas más pequeñas para los ojos y dos bolas pequeñas para el centro de los ojos. Ensambla como se muestra, aplanando las orejas antes de unirlas a la cabeza.

La plastilina permite a los niños/as una comprensión del mundo tridimensional. Es importante animarlos a levantarse de sus asientos y hacerles caminar al otro lado de la mesa para que puedan ver su creación desde todos los lados. De este modo comienzan a entender la forma y la perspectiva y, por lo tanto, a tener una primera lección de geometría. Si el niño/a aprende a mirar y ver realmente el mundo que le rodea, descubrirá su propio lugar en ese mundo.