Freddie Mercury Y Montserrat Caballe Inauguracion Juegos Olimpicos 1992

El almacenaje o acceso técnico es necesario para la intención legítima de almacenar preferencias no pedidas por el abonado o usuario. A que no se puede viajar a Tokio para vivir todo el espíritu olímpico en directo. En ella vimos a los deportistas desfilando junto a bailarinas, una escena bastante austera a lo que nos encontramos familiarizados en este tipo de acontecimientos.

freddie mercury y montserrat caballe inauguracion juegos olimpicos 1992

Atronaron los aplausos en Montjuic cuando aparecieron las banderas de Barcelona, Cataluña y España, al igual que en el momento en que se causó la llegada de los reyes, don Juan Carlos y doña Sofía, y no hubo pitos cuandose interpretó el himno del país tras \’El Segadors\’. La explosión de alegría y máxima emoción llegó con la aparición en el tartán de don Felipe adelante de la delegación, con el público puesto en pie y ciertas banderas de España exhibidas también en las tribunas. Fue el instante mucho más esperado por los periodistas del país anfitrión para ser inmortalizado. La admiración declarada que Mercury sentía por la soprano propició el mítico himno de los JJ.OO. Con la creación de esta canción la soprano aceptó la iniciativa del alcalde de Barcelona por ese instante, Pasqual Maragall, para crear una composición que animase a los jóvenes a asistir a los juegos.

¿Qué Sucedió En Barcelona 92 Con Dos Atletas Sudafricanos?

Sí sonó el\’Amigos para toda la vida\’ de Andrew Lloyd Webber, aunque para percibir su versión cantada, que hicieran famosaLos Manolos a ritmo de rumba, habría que esperar a la clausura, cuando cundió el pánico frente a la posibilidad de una tragedia, con más de un centenar de personas sobre el ámbito. La música tradicional y la ópera tuvieron un papel relevante en esa elogiada aunque, como es habitual, demasiado larga y tediosa liturgia inaugural que fundió tradición y modernidad y que asimismo aprovechó el tirón del vanguardista grupoLa Fura del Baus. \’, cantan Montserrat Caballé y Josep Carreras a todos y cada uno de los que hoy miran hacia Barcelona, mientras que 600 bailarines vestidos de blanco estrechan sus manos en el milenario baile de la sardana, danza típica de Cataluña. Es la bienvenida de una tierra antigua, hecha por gente de paz», se lee en el Programa de la liturgia de inauguración de Barcelona\’92 repartida ese día a los representantes de los medios.

Fue cuatro años después de aquella \’noche en la ópera\’ en el momento en que por fin llegó el instante en el que Freddie podría comenzar a realizar su sueño situación. Y la ocasión la favorecieron los Juegos Olímpicos, que querían tener Caballé por ser oriunda de Barcelona. Tanto es así, que durante la da un giro de \’A Kind of Magic\’ , el artista de Queen dijo en una entrevista en una televisión española que la mejor voz de todo el mundo era la de Montserrat Caballé.

Freddie Mercury Fue El Compositor De \’barcelona\’, El Enorme Himno Olímpico

Además, el tema se transformó en el himno oficial de las Olimpiadas de 1992, celebradas en Barcelona. La desaparición de Freddie Mercury ocho meses antes de la ceremonia inaugural frustró que interpretase junto aMontserrat Caballé el himno de unos Juegos en los que España dio un paso de gigante, no sólo deportivo, sino más bien asimismo organizativo. El tema\’Barcelona\’, compuesto por el excelente vocalista de Queen, no pudo emocionar directamente al lado de la soprano en la apertura de los Juegos, aunque sí fue emitido por las televisiones de todo el planeta con el recurso de una grabación de 4 años antes en la ciudad condal.

El arquero paralímpico Antonio Rebollo lanzó desde el escenario una flecha. En su punta relumbraba el fuego olímpico que enseguida alcanzó su misión y encendió el pebetero. La muerte de la soprano Montserrat Caballé ha dejado sin voz el himno de los Juegos Olímpicos de Barcelona\’92 y ha agrandado aún mucho más la historia de historia legendaria de la soprano y el líder de Queen, Freddie Mercury. Ambos hicieron juntos el tema \’Barcelona\’ que fue interpretado por primera vez el 8 de octubre de 1988 en el festival La Nit de Barcelona con ocasión de la llegada de la bandera olímpica desde Seúl hasta la localidad Condal.

Mercury se había declarado fan de la ópera y más concretamente de la soprano española. No obstante, el plan sosprechado no ha podido cumplirse en su integridad, ya que el colofón a esta singular y grandiosa colaboración tenía que ser una interpretación conjunta en la inauguración de los Juegos Olímpicos de Barcelona, el 25 de julio de 1992. Freddie Mercury siempre y en todo momento fue un apasionado de la ópera, pero se enamoró aún más del género durante los últimos años de su historia, en los que llegó a ofuscarse con grandes divas como Maria Callas, Joan Sutherland y la barcelonesa Montserrat Caballé.

freddie mercury y montserrat caballe inauguracion juegos olimpicos 1992

La soprano y el barítono cantaron los temas How can I go on, The golden boy y Barcelona en el espectáculo La nit. Mercury grabó múltiples ediciones al lado de la soprano, pero falleció en 1991 y no ha podido cantar en la inauguración de los Juegos Olímpicos. Mercury murió en el 91 debido al sida y no ha podido estar en la inauguración en 1992, siendo esta su última actuación en directo. “Aunque absolutamente nadie recuerda de quien fue la idea, comenzó a formarse el plan de que Freddie y Montserrat cantaran a dúo un himno olímpico”, relata la biógrafa del inglés, Lesley-Ann Jones en La Biografía Definitiva de Mercury.

El Día Que Montserrat Caballé Vio Callar A Freddie Mercury

Durante aquel acontecimiento, la ciudad recibió la antorcha olímpica procedente de Seúl. En el verano de 1987, Freddie y Montserrat cantaron Barcelona frente al público por vez primera en el Club Ku de Ibiza, donde a lo largo de los cinco años previos a las olimpiadas se montó un acontecimiento anual para ir adelantando su celebración. Poco después se publicó el single en España con enorme éxito, llegando al puesto 8 en el Reino Unido.

Casa Real  Juan Carlos I Recibe La Visita De Las Infantas Y Ciertos De Sus Nietos En Abu Dabi

Al siguiente día de haber redactado esta nota informativa, el 24 de noviembre de 1991, Mercury murió a la edad de 45 años. La causa oficial de su muerte fue bronconeumonía dificultosa por el vih.​ A pesar de que no era un individuo religiosa, su funeral fue comandado por un sacerdote zoroástrico. El 25 de julio de 1992 fueron inaugurados los Juegos Olímpicos de Barcelona 1992. En esa ceremonia se tenía pensada la participación de la soprano catalana Montserrat Caballé al lado del cantante de Queen, Freddie Mercury, para que entonaran “Barcelona”, himno de aquella justa olímpica. En concreto, el 8 de octubre de 1988 frente a las fuentes de Montjuïc en Barcelona.